Por Isabel Sanz de Foronda Ganadora del concurso Máster Torrija de la Cocina de San Antón.


Torrijas con Anís del Mono

Necesito

PARA EL ALMÍBAR:

  • El zumo de dos naranjas
  • 1 tapón de Anís del Mono Seco
  • Azúcar

Se pone a fuego medio el zumo de dos naranjas y se va añadiendo azúcar (a ojo) y un chorrito de Anís del Mono Seco, un tapón de la misma botella. Una vez que tenga el espesor que queramos lo dejamos reposar.

PARA LAS TORRIJAS:

  • Pan de torrijas
  • 3 huevos
  • Leche
  • Canela: el polvo y en rama
  • Azúcar
  • Aceite

Poner la leche a hervir con una rama de canela y un poco de azúcar. Dejar enfriar. Mientras se enfría, es el momento de realizar el almíbar. Mojar las torrijas en la leche. Cortar el pan en rodajas gruesas, para evitar que se rompan luego, el truco está en no dejarlo reposar demasiado tiempo. Batir tres huevos en un bol e introducir las torrijas en él, que se empape bien. Freír en una sartén con abundante aceite, a fuego medio-alto. Cuando estén doraditas sacarlas de la sartén y quitarle con papel de cocina el máximo aceite posible. Mezclar el azúcar con la canela en polvo y espolvorear por encima de las torrijas al gusto.

Monos a la obra

Colocar en un plato y verter el almíbar por el centro de la torrija. Cogen un tono brillante precioso.  Por último, adornar al gusto, poner la corteza de un limón y la mezcla del azúcar y la canela para ir untando más.