Por Toméu Arbona Finalista de la sexta edición del concurso Anís del Mono.


Cañas de convento con leche anisada

Necesito

PARA LAS CAÑAS:

  • 1 vasito de leche
  • 1 vasito de manteca
  • 1 vasito de Anís el Mono
  • 2 cucharadas de azúcar
  • Harina para repostería
  • Aceite de oliva para freír

PARA EL RELLENO:

  • 2 yemas de huevo
  • ½ litro de leche
  • 50 gr. de harina de maíz
  • Una brizna de vainilla
  • Medio vasito de Anís del Mono.
  • 200 gr. de queso de untar de calidad superior
  • 50 gr. de azúcar
  • Una pizca de canela
  • Una cucharada de melaza de membrillo

PARA LA PRESENTACIÓN:

  • Bolitas formadas con membrillo
  • Chocolate a la piedra de calidad superior rallado
  • Chocolate caliente aromatizado con anís estrellado

Monos a la obra

Mezclar los ingredientes de la masa, enrollar pequeñas porciones estiradas finísimas con el rodillo a las cañas metálicas. Freír en aceite caliente hasta tomar un color dorado. Dejar enfriar y sacar de las cañas. Reservar.

Relleno nº 1:

poner la leche a hervir con el azúcar y la vainilla, una vez conseguido el hervor retirar del fuego. En un bol mezclar las yemas de huevo la harina, medio vaso de leche y añadir a la mezcla anterior batiendo enérgicamente con una batidora manual. Devolver al fuego hasta formar una crema espesa y fina que reservaremos para que se enfríe.

Relleno nº2:

mezclar muy bien los ingredientes y reservar.

Presentación:

servir los canutillos rellenos sobre una tabla rústica con un lecho de tierra de chocolate, bolitas de membrillo, semillas de anís. Cubrir al gusto con chocolate caliente especiado con canela y anís estrellado.