Por Pablo Iglesias Ganador Mejor Especialidad Pastelera Anís del Mono 2008


Buñuelos de anís y café

Necesito

TRUFA:

  • 140 gr. de nata 35%
  • 45 gr. de café en grano medio-grueso
  • 170 gr. de chocolate tableta de 50% de cacao mínimo
  • 5 gr. de mantequilla
  • 5 gr. de miel
  • 35 gr. de Anís del Mono

REBOZO:

  • 200 gr. de harina
  • 6 gr. de sal
  • 70 gr. de leche
  • 12 gr. de impulsor
  • 30 gr. de yema
  • 30 gr. de Anís del Mono
  • 260 gr. de huevos

Monos a la obra

Empiezo con la elaboración de la trufa ya que lo primero que tengo que hacer es dejar infusionando la nata y el café durante 12 horas en la nevera. Tras esta espera puedo continuar fundiendo el chocolate en el microondas. Paralelamente hiervo la nata y el café con la miel en un cazo y luego lo dejo reposar tapado y alejado del calor. Posteriormente colamos con un colador fino todo el café, para evitar restos.

Ya con el chocolate fundido lo mezclo con la infusión con una espátula, añado la mantequilla y por último el anís.

Esta mezcla final es semilíquida, por ello se recomienda echar esta trufa en un recipiente que permita que la trufa enfríe y endurezca, como puede ser un tupper,o molde que posteriormente mes ayude con la trufa fría a darle la forma que desee. Preferiblemente le daré forma de bola y dejaré congelar para evitar que se derrita en la elaboración del rebozo.

Lo siguiente será el rebozo. Hago una mezcla de los ingredientes por el siguiente orden: la harina, la sal, y el impulsor. Añado los huevos y las yemas y finalmente incorporo el anís.

Si quiero darle más consistencia al rebozo, pasaré la trufa inicialmente por una mezcla a base de harina, huevo y pan. La última pasada antes de freír será siempre la mezcla anteriormente indicada.

Con el aceite no muy caliente, freiré las bolitas de trufa rebozadas hasta quedar de color dorado suave. Las dejo escurrir y enfriar hasta que se sequen y entonces las paso por el azúcar grano.