Por Belén Gutiérrez Finalista de la sexta edición del concurso Anís del Mono.


Barritas del mono

Necesito

BROWNIE DE CHOCOLATE BLANCO, ZANAHORIA Y ANÍS:

  • 100 gr. de huevo
  • 120 gr. de azúcar
  • 120 gr. de mantequilla
  • 95 gr. de chocolate blanco
  • 63 gr. de harina
  • 95 gr. de zanahoria rallada
  • 5 gr. de anís

Mezclar la mantequilla templada y el azúcar con una paleta. Añadir los huevos a temperatura ambiente poco a poco. Incorporar el chocolate fundido a 45º. Añadir la harina, la zanahoria y el anís (molido). Llenar moldes y cocer a 160º.

GANACHE DE NUEZ DE PECÁN Y ANÍS DEL MONO:

  • 200 gr. de chocolate blanco
  • 300 gr. de pasta de nueces de pecán
  • 60 gr. de Anís del Mono
  • 3 gr. de sal
  • 140 gr. de leche
  • 7 gr. de anís

Calentar la leche e infusionar el anís tapando el recipiente con film, durante 5 minutos. Pesar y rectificar. Añadir Anís del mono y la sal a la leche e incorporar la mezcla al chocolate fundido a una temperatura superior a 35º. Mezclar el chocolate con la pasta de nueces, teniendo la precaución de que la ganache no baje de 35º. Reservar.

CRUMBLE:

  • 100 gr. de harina
  • 100 gr. de azúcar moscovado
  • 100 gr. de mantequilla
  • 100 gr. de almendra
  • 10 gr. de anís

Con algo de antelación, cortar la mantequilla en daditos y reservar en el congelador. Cuando la mantequilla esté bien fría, mezclar todos los ingredientes con pala. Extender sobre una bandeja y cocer a 160º, removiendo con una espátula cada 5-10 minutos.

CRUJIENTE DE NUECES Y LIMA:

  • 400 gr. de pasta de nueces
  • 200 gr. de chocolate blanco
  • 170 gr. de paillete
  • 1 gr. de sal
  • 150 gr. de nueces de pecán rotas
  • Ralladura de cáscara de lima

Fundir el chocolate blanco y mezclar con la pasta de nueces. Cuando la mezcla anterior se encuentre a una temperatura inferior a 30º, incorporar el resto de ingredientes. Estirar entre dos papeles vegetales de cocina con ayuda de un rodillo. Introducir en el congelador. Una vez cristalizado, cortar placas y reservar de nuevo en el congelador.

Monos a la obra

Pegar una tira de cinta en los moldes de las barritas, salpicarlos en blanco y pintar con colorante bronce y rojo. Una vez secos, retirar las cintas y pintar en blanco.
Encamisar los moldes con chocolate blanco a 27º.
Alternar capas de ganache, crujiente de nueces y crumble. Cuanto mayor sea el número de capas, más nos acercaremos al crujiente de una chocolatina.
Cubrir con una lámina de brownie y cerrar los moldes con chocolate blanco a 27º.
Desmoldar e introducir en bolsitas individuales.